Acerca de Tea

¿De qué va el proyecto?

El proyecto parte de una idea central: proponer una metodología y un marco de desarrollo de aplicaciones para sistemas empotrados, con un especial énfasis en la flexibilidad y extensibilidad de las mismas en tiempo de ejecución.

Utilizando una placa potente y económica como la BeagleBoard, el proyecto se basa en tecnologías bien conocidas como son Linux y Java para conseguir un sistema con una infinidad de posibilidades y con gran utilidad práctica en multitud de sistemas actuales.

Se explota en particular la posibilidad de tener un sistema empotrado que, además de funcionar de forma autónoma ofreciendo servicios a través de Internet, pueda ser configurado y monitorizado de forma remota, ofreciendo la posibilidad de recibir y levantar servicios enviados desde cualquier parte del mundo para extender su funcionalidad. Esto significa que el sistema será completamente dinámico. Basta con que tenga una conexión a Internet y el desarrollador será capaz de ampliar las funciones del sistema de forma remota y en caliente.

Para demostrar el funcionamiento de este marco de desarrollo, como parte del proyecto se creará un sistema de ejemplo basado en él. El sistema Tea.

¿Qué es Tea?

Tea es una estación meteorológica implementada como un sistema empotrado. El objetivo que se persigue es conseguir crear un sistema moderno, autónomo, flexible y útil, implementado en hardware de bajo coste utilizando software libre.

Tea es un ejemplo sencillo de un sistema empotrado moderno, enfocado a ilustrar el desarrollo de sistemas empotrados desde un punto de vista simple y didáctico, y a ser al mismo tiempo una herramienta útil en el mundo real.

¿Cómo funciona?

La idea es tener una máquina de bajo consumo que pueda funcionar de forma autónoma, y unos sensores que se puedan conectar a ella fácilmente, de manera que el software de la placa tome y almacene medidas periódicas de su ambiente a través de los sensores. Además, la placa podrá publicar los datos y estadísticas de su entorno a través de Internet. Un punto clave de Tea es la flexibilidad y el funcionamiento dinámico. Esto es, deben poder conectarse distintos tipos de sensores independientemente sin problemas y los datos deben ser accesibles desde un número indeterminado de clientes y dispositivos diferentes.

Con esta premisa tan sencilla se pueden solucionar problemas como el del estudio medioambiental de una zona de difícil acceso en la que no se puede montar una estación meteorológica completa. En su lugar se podría utilizar una estación Tea y monitorizar la zona desde cualquier máquina conectada a Internet, o bien se podría recoger la estación al cabo de un tiempo y estudiar los datos y estadísticas que ha ido registrando.

¿Cómo está hecho?

Tea consta de una parte hardware y otra software. La parte hardware  está formada básicamente por una placa de desarrollo y unos sensores, la parte software por una suite de utilidades entre las que se encuentra Oolong, un cliente gráfico basado en widgets, extensible y multiplataforma, que permite acceder a los servicios de Tea de forma remota.

1 comentario

  1. […] gustado participar como asistente, pues el resto de proyectos que se han presentado (ReMa, Visuse y Tea) me han parecido muy interesantes y me habría gustado echarles un ojo con más profundidad. […]

RSS feed for comments on this post · TrackBack URI

A %d blogueros les gusta esto: